miércoles, 16 de noviembre de 2016

Saludos de Ms Emma Ward desde Lytchett Minster School

Saludos de Ms Emma Ward.

Como parte de las actividades de colaboración de nuestro proyecto #ErasmusPlus, la profesora encargada del proyecto en el instituto británico Lytchett Minster, Ms Emma Ward, nos ha enviado un pequeño texto a modo de reflexión tras las movilidades realizadas recientemente por parte de 3 profesores españoles. 
Manor House. Lytchett Minster School. Foto: web LMS
Gracias a su esfuerzo, tiempo libre y dedicación, Ms Emma ha conseguido que este proyecto de dos años de duración ya esté en marcha. Hace hincapié en las ventajas que éste ofrece para los alumnos y los profesores, y en los próximos proyectos que pondremos en marcha dentro de poco.

"Estamos muy contentos de haber hecho un vínculo exitoso con el instituto Sierra Mágina. Como profe de idiomas, me alegro mucho de tener la oportunidad de conocer a nuevos compañeros españoles y compartir ideas entre los colegios.
Ha sido un placer pasar tiempo en Dorset con Sr Manolo, Sra María José y Don Ernesto durante el año 2016. Todos nosotros, profes de los dos institutos, compartimos la misma pasión por la enseñanza de nuestros alumnos de lenguas extranjeras, y por mostrarles las oportunidades abundantes que nuestros estudiantes tendrán en su futuro si pueden relacionarse y comunicarse con una mezcla de gente de otros países y situaciones.
Nuestros alumnos tienen muchas ganas de seguir adelante con el intercambio de cartas y con otros proyectos, y esperan que algún día -pronto- tengan la oportunidad de encontrarse con sus amigos en Mancha Real o Lytchett Minster.

Saludos desde Inglaterra."

Ms Emma Ward.

Por cierto, Ms Emma ya estuvo en nuestro instituto hace un par de años, junto con un grupo de 20 alumnos y otro profesor, Mr Dave Warbis, quien comenzó toda esta relación entre nuestros dos institutos.
Gracias a los dos es muy probable que esta foto se vuelva a repetir. 

Mr Dave Warbis y Ms Emma Ward con sus alumnos en el IES Sierra Mágina. Foto de Cristina García.


lunes, 14 de noviembre de 2016

Cartas para Inglaterra de 3º ESO B

 

  


Una de las actividades de nuestro proyecto #ErasmusPlus es el intercambio de cartas, postales, videos, etc. entre los alumnos de los tres institutos que colaboran en esta acción K1. El primer paquete de cartas con destino a Poole, Dorset, Reino Unido, donde se halla  el instituto Lytchett Minster, está a punto de ser franqueado. Las cartas llegaron del Reino Unido hace un par de semanas y fue el primer paso en lo que esperamos sea una actividad fructífera y motivadora para los alumnos de nuestros institutos.
Durante dos semanas, un total de 42 alumnos de 3º de ESO de dos grupos de la profesora de inglés Doña Cristina García, han estado trabajando con la correspondencia que recibieron de dos grupos de alumnos de Year 10, de las profesoras inglesas Ms Emma Ward y Ms Marisol Gómez.
Las cartas están escritas en inglés y en español, y en ellas, los alumnos se han presentado, han escrito sobre sus familias, sus amigos, gustos y aficiones de tiempo libre principalmente.
Nos consta que algunos alumnos ya han contactado a través de las redes sociales, y que algunos de ellos han empezado a comunicarse con asiduidad. Se ha conseguido el objetivo de establecer lazos.
Además, se le da un sentido práctico a la tarea de redactar, que, como bien sabemos todos, es la destreza lingüística más complicada tanto de aprender como de enseñar. Los alumnos encuentran en esta actividad una razón útil, práctica y motivadora para enfrentarse a un 'writing'.

En estas fotos (publicadas con la pertinente autorización de los alumnos y sus tutores legales) podéis ver a los alumnos de 3º B trabajando en clase en esta actividad.








 





Aquí está el emparejamiento definitivo entre los alumnos ingleses y los españoles, ya que ha habido varios cambios. ¡Buscad vuestra pareja!




Queremos aprovechar para dar las gracias a los profesores ingleses, Mr Dave Warbis, Ms Emma Ward, Ms Marisol Gómez y en general a todo el departamento de MFL de Lytchett Minster School, ya que sin su colaboración desinterasada, su esfuerzo y el tiempo robado a sus familias, estas actividades no se podría llevar a cabo. Gracias de todo corazón.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Criterios de selección para las movilidades Erasmus+

Criterios

Uno de los apartados a los que más tiempo le tuvimos que dedicar al principio fue el de redactar unos buenos criterios que nos permitieran seleccionar correctamente a los profesores participantes en las movilidades, por muchos motivos.
Las normas del SEPIE establecen que los centros participantes en los proyectos Erasmus Plus deben contar con unos criterios claros, públicos y accesibles para toda la comunidad educativa que permita seleccionar al candidato más idóneo para realizar las movilidades.
En nuestro caso, hemos utilizado dos baremos en dos fases distintas. En un primer lugar, el grupo de profesores participante igualaba al de las movilidades solicitadas. Sin embargo, tras el 'concursillo', tres profesores se fueron del centro de modo que tres movilidades quedaron, por así decirlo, 'libres'. 
En las Jornadas de Movilidad de Educación Escolar y de Personas Adultas, celebrado entre el 20 y 21 de junio de este año en  Cádiz, (puedes descargarte el informe que realicé sobre dicho congreso y que puede ser de gran ayuda si estás pensando en meterte en este berenjenal) se nos hizo hincapié en que dichos criterios deben ser revisados y adaptados a la realidad del centro en cada momento, y ello hicimos. En septiembre, se mejoraron dichos criterios, que son los que ahora mismo tenemos en vigor.
Se creó una comisión de selección del profesorado, formada por el Director, el Orientador, el Coordinador y la Jefa del Departamento de Formación e Innovación. 
Cada profesor participante recibió un formulario de participación en el proyecto, con los criterios y una batería de preguntas, que  fue completado y firmado libremente. Fue una especie de 'contrato', vinculante con el instituto y con los objetivos del proyecto.
@mmpor
Puedes ver el formulario pinchando en este enlace.

Logotipo

Logotipo del proyecto Erasmus K1 del IES Sierra Mágina de Mancha Real

Nuestra compañera Cristina García, profesora del Departamento de Inglés y participante en el proyecto, se ha ofrecido para diseñar un logotipo que represente de una manera gráfica lo que significa nuestro proyecto Erasmus K1.

Le ha dedicado muchas horas, y si no me equivoco, este es el 5 diseño. Y el definitivo.

Imagen creada por Cristina García Torres para el proyecto Erasmus Plus K1 del IES Sierra Mágina de Mancha Real.

martes, 8 de noviembre de 2016

¿Cómo debe ser la evaluación del alumnado?

Tercera movilidad: #job-shadowing at Mádach Imre Gimnáziumm, Budapest (XIII)

“La evaluación de un alumno debe centrarse en mostrar cuánto ha avanzado, en hacerle ver su progreso, no en mostrarle lo qué no ha conseguido todavía”


Fotos de Manuel Molina Porlán
Y este comentario ya lo dejo para otro día más largo.



Importancia del teatro en la educación: una experiencia #ErasmusPlus en Budapest.

Tercera movilidad: job shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (XII) 

“El teatro forma parte esencial
de nuestro programa de estudios”

Foto de Manuel Molina Porlán
La asignatura de teatro es obligatoria para todos los alumnos, como mínimo durante un curso escolar. Ni se plantean que no forme parte de su currículum. Lo ven fundamental para fomentar lo que ellos llaman el desarrollo ‘orgánico’ del alumno. De entre las innumerables actividades académicas destaca el concurso anual de teatro, en el que participan todos los alumnos que cursan la asignatura. El grupo ganador actuará posteriormente en un teatro nacional. Para pensárselo.

Ya hablaremos más de este tema, David, largo y tendido.

¿Qué hacer cuando todos mis alumnos son excelentes? Una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: job shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (XI)

“Tengo un problema.
Casi todos mis alumnos han sacado un 10.” 


Foto de Manuel Molina Porlán
Esta foto es del cuaderno de notas de una profesora de matemáticas. Se califica sobre 5, siendo el 3 el aprobado. Como se ve, casi todos los alumnos llegan al 5. La profesora, exultante y preocupada por igual, me comentó que su problema es organizar clases día a día en las que los alumnos sintieran que había llegado al máximo de sus capacidades, dando de sí todo lo que podía. Con orgullo.

¿Me surgirá a mí el mismo problema algún día? ¿Seré capaz de meterme en ese charco?

¿Hay que poner deberes a los alumnos? Una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: job shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (X) 

“Poner excesivos deberes sin que los alumnos
entiendan qué sentido tienen
sólo trae problemas.”

¿Cuántas veces nos hacemos nosotros la misma reflexión? Constantes quebraderos de cabeza, discusiones con los alumnos y con las familias, momentos de tensión en las aulas, para, simplemente, terminar con dolor de cabeza con un 30% o 40% de suspensos. Entramos en un bucle del que es difícil salir. Y, muchas veces, los ponemos por simple rutina, sin ni siquiera pensar en si el alumno es verdaderamente capaz de hacer las tareas por su cuenta en su casa. Algo habrá que hacer. ¿Cambiar esa rutina? 

Pues parece que hay debate para largo.

La huelga de padres caídos no creo que sea ninguna solución.

Nuevas metodologías activas en la educación: una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: #job-shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest IX

“Las preguntas de los exámenes las hacemos juntos, mis alumnos y yo.” Ágnes Simovitz.

Otros planteamientos. Esta respetada y admirada profesora de inglés y de historia, con 27 años de experiencia, representa el espíritu de constante innovación, de permanente preguntarse qué se está haciendo bien y qué se debe cambiar. Aplica métodos de ‘gamificación’ en su sistema de enseñanza y en su método de evaluación. Los resultados: excelentes. Supone romper con lo establecido, llevarse por delante el sistema de evaluación tradicional, y más de una charla peliaguda con algún jefe de turno. Pero los resultados acompañan y dichos jefes dejan de aparecer. Innovación y métodos tradicionales, como he comentado antes. También acarrea alguna que otra situación  ‘digamos que no muy simpática’ con algunos sectores más reacios a los cambios, ¿quizás, me pregunto yo, se deba a que los resultados son magníficos?

Foto de Manuel Molina Porlán

Durante la etapa de educación primaria, los alumnos deben elegir entre aprender alemán o aprender inglés. En la etapa de secundaria, durante los dos primeros años, tienen 11 horas de clase, con dos profesores diferentes, hasta alcanzar el nivel B2. Después tienen 4 o 5 horas semanales hasta alcanzar el nivel C1 de Cambridge. La mayoría de los alumnos eligen hacer el examen para la obtención del título IELTS, que, aunque tiene una validez de dos años, es el que se requiere en las universidades extranjeras y también en algunas de su propio país. Les abre las puertas del éxito profesional.

Hoy en día, la principal preocupación de las familias con inquietudes académicas es conseguir que sus hijos consigan el nivel avanzado de idiomas, como mínimo en inglés y otro idioma. Durante la etapa de secundaria, claro. 

Manuel Molina Porlán.
Coordinador del Proyecto #ErasmusPlus del #IESSIERRAMAGINAMR

¿Qué metodología de enseñanza debemos usar? Una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: #job-shadowing visit at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (VIII)

“Si los métodos tradicionales de trabajo funcionan con un grupo de alumnos, ¿por qué hemos de renunciar a ellos?”

Foto de Manuel Molina Porlán

Es el equilibrio entre los métodos que siempre han funcionado y los métodos nuevos que se van abriendo paso lo que tal vez haya que procurar tener presente. No hay que romper con lo que nos funciona, sino adaptarlo a las nuevas generaciones de estudiantes. Pero, como me dice esta profesora experimentada, ¿por qué romper con lo que sí funciona? A vece nos pasamos de frenada, dice el dicho popular. 

“No tiene sentido ninguno enseñar un idioma si este no se pone en práctica desde el primer día, eso es perder el tiempo.”

Foto de Manuel Molina Porlán
El aprendizaje idiomas tiene que ser práctico, encaminado a abrir puertas, a dar oportunidades a los alumnos.  Esta afirmación tan rotunda es cierta, pienso yo. En los grupos de idiomas, casi nunca tienen más de 15 alumnos por clase. Sólo he visto una excepción, un grupo de 20 alumnos de 1º de Bachillerato con nivel C1. Su sistema es totalmente distinto al nuestro. Ellos representan a Shakespeare con 16 años.

“¿Qué sentido tiene tener a 33 o 34 alumnos en una clase de idiomas?” “¿Cuándo puedes escucharlos hablar, hacer presentaciones, analizar su progreso individual?” 

Manuel Molina Porlán.
Coordinador del proyecto #ErasmusPlus del #IESSIERRAMAGINAMR.

¿Qué hemos hecho con la creatividad de los alumnos? Una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: #job-shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest VII

Espontaneidad, creatividad. ¿Qué hemos hecho con ellas?

La espontaneidad, la creatividad y la originalidad del alumno siempre debe ser tenida en cuenta y potenciada, y, por supuesto, la del profesor."

Estas palabras, referidas por la profesora de inglés Ágnes Simovits, son un aldabonazo en el sistema. Nuestra propensión a armonizar, a uniformar, vaya usted a saber 'why?' nos aboca al aburrimiento, a la estandarización, a la Ikeaeducación, si se me permite el palabro, al fiasco. 
Estamos en un bucle catch-22. ¿Cómo saldremos de él? Cuando recuperemos la ilusión por cambiar el pequeño mundo de nuestras cuatro paredes, a veces, con grietas de un dedo, pero quizás, esa grieta sea un resquicio positivo.

Foto de Manuel Molina Porlán
En la foto se ve a un grupo de alumnos  de 3º de ESO que está ensayando para la próxima representación - en inglés- de su propia adaptación del libro ‘The Tempest’, de William Shakespeare. En sus ratos libres. Sus profesores de teatro les ayudan durante los recreos o en los tiempos que tienen entre clase y clase.

"El valor del teatro no se discute en el plan de estudios de este centro."
Para la próxima entrada.

Manuel Molina Porlán.
Coordinador del proyecto #ErasmusPlus del #IESSIERRAMAGINAMR.

¿Qué hacer cuando un alumno se porta mal? Una experiencia #ErasmusPlus en Budapest.

Tercera movilidad: #job-shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (VI)

Seguimos con las pequeñas reflexiones.


“¿Pero quién sabe la definición exacta de ‘mal comportamiento”?

Vaya, otra respuesta que me hace pensar. “¿Cómo abordáis los problemas de mal comportamiento en clase?”, pregunto. Esa es una respuesta que también me hace pensar. Y he visto y analizado 7 maneras distintas, aparentemente, de abordar lo que nosotros entendemos o llamamos mal comportamiento. Un denominador común: nadie actúa de manera irrespetuosa, impetuosa o precipitada. Y también he visto alumnos comportarse de una manera que, para mis cánones, consideraría irrespetuosa.

 “El refuerzo positivo debe estar siempre presente; principalmente en los momentos más tensos o complicados.” “La corrección siempre debe ser positiva. ¿Acaso no lo hacéis vosotros así?”

Claro como el agua, pero se olvida con frecuencia, por la dificultad de las situaciones a las que muchas veces nos tenemos que enfrentar, por el cansancio o por la desmotivación, por la rutina, o por lo que sea. Otra respuesta que me hace pensar

Excelente profesorado comprometido con la excelencia: una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: #job-shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (V)

Un par de reflexiones sobre el profesorado. 

“Nos sentimos valorados y respetados por nuestros profesores.”

Foto de Manuel Molina Porlán

Tras visitar 7 grupos distintos de alumnos, con 7 profesores, y de varias asignaturas distintas, prácticamente todos los alumnos me dicen que otra de las razones por la que se sienten orgullosos –usan este adjetivo- de su instituto es porque su opinión es tenida en cuenta siempre que es posible, y, por supuesto, muy valorada. A través de sus tutores -4 años con el mismo grupo de alumnos- los alumnos canalizan sus opiniones e inquietudes de una manera efectiva, a tenor de los resultados y del buen ambiente que se respira.

Itsvan, profesor de inglés del MIG. @mmolpor2017

“El nivel académico de nuestros profesores es admirable, y ello hace que nuestra preparación nos asegure entrar en las mejores universidades.”

Estos alumnos también muestran sus preocupaciones, a través de los canales adecuados, cuando consideran que no se les está enseñando con el nivel académico que de sus profesores se espera. Me cuentan que raras veces ocurre, pero actúan a la primera. Me desconcierta un poco. ¿Admirable también? Se respira el ambiente académico por todos los sitios, en los recreos, en los múltiples descansos, en los tiempos para el café, en los debates, acalorados e intensos a veces entre los alumnos y entre los profesores. Me comentan muchos profesores que lo que más les preocupa es el nivel de exigencia de la mayoría de sus alumnos, lo cual es encomiable, pero a la vez, agobiante.

“La preparación de las clases es la clave del éxito” 

Manuel Molina Porlán.
Coordinador del proyecto #ErasmusPlus del #IESSIERRAMAGINAMR.

¿Podemos mejorar el horario de trabajo de los alumnos? Una experiencia #ErasmusPlus en Budapest.

Tercera movilidad: job shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest IV
Para pensar, simplemente. Nada más.


“Lo que más nos gusta de nuestro instituto es el horario.”


Con casi 37 horas de clase semana de promedio, sí, habéis leído bien, 37, 13 asignaturas y clases de 7:30 a 15:00 algunos días, me quedo perplejo al escuchar, a todos los alumnos a los que les he hecho la correspondiente pregunta, que son los 15 minutos de descanso tras cada 45 minutos de clase, lo que más les hace estar a gusto en su instituto.


Los profesores opinan igual.


“¿Por qué me voy yo a preocupar si el alumno viene a clase en pijama?”


Difícil de entender esta respuesta, también me desconcierta Natasha, profesora de inglés con casi 25 años de experiencia en varios países, con muy diversos sistemas educativos y patrones culturales diferentes. Y una de las más prestigiosas profesoras del centro, que es importante comentarlo. “Quien debe resolver este problema, si es que lo es, son sus padres”. Varias alumnas han acudido a clase con pantalones de pijama y zapatillas de noche y, ante mi incredulidad, ya que yo y seguramente muchos de nosotros hubiéramos montado un pollo de los gordos, me dice, sin perder un ápice de su sonrisa, que son cosas de la adolescencia, y qué hay otras formas de abordar el problema. “¿Por qué he de asumir yo el papel de padre?”, continúa.  Por lo menos, chocante.

Manuel Molina Porlán.
Coordinador del proyecto #ErasmusPlus del #IESSIERRMAGINAMR.

lunes, 7 de noviembre de 2016

¿Qué se hace en un #job-shadowing de 35 horas de clases? Una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: job shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (II)
Muchas reflexiones...

Tras una semana realmente agotadora, volví a España con la mochila cargada de ideas y de reflexiones.
Han sido más de 35 horas de trabajo reales en el instituto, en la que he tenido, como estaba previsto, la oportunidad de visitar a muchos profesores, entrevistarme con otros, participar en actividades, etc.
Aquí tenéis una foto del horario, para que os hagáis una idea.


Habíamos previsto un hueco diario en dicho horario para poder aprovechar y hablar con alumnos, poner en orden mis ideas, abordar a algún profesor 'ingenuo' al que engañar para participar en nuestro proyecto, pero, como podéis ver, todos esos huecos fueron ocupados, y más aún de lo que ahí se ve. Afortunadamente, varios profesores, como Judit o Agi, me pidieron que preparara más presentaciones para sus alumnos, quienes, voluntariamente, podrían acudir a verlas el viernes a última hora. Vinieron más alumnos de los que nos esperábamos.
Como ya habíamos hecho para las dos movilidades a Lytchett Minster School, hemos preparado un cuaderno de trabajo que nos está siendo verdaderamente útil ya que en él hemos incluido todos los materiales que hemos considerado son absolutamente necesarios para los profesores participantes. Además, es un trabajo bien empleado, ya que este material nos va a servir de plantilla de trabajo para el resto de movilidades.



Aquí tenéis el índice del cuaderno, para que podáis haceros una idea de todo lo que él hemos incluido.



Manuel Molina y Mr Mészáros Csaba, Director del instituto Mádach Imre Gimnázium.


Bitácora del #job-shadowing de Manuel Molina: una experiencia #ErasmusPlus en Budapest

Tercera movilidad: job shadowing at Mádach Imre Gimnázium, Budapest (III) 

Volvemos a Budapest, y a mi experiencia durante mi semana de job-shadowing en el instituto Madách Imre Gimnázium.
Os dejo unas pequeñas reflexiones, sólo eso.

Imagen de Manuel Molina Porlán



Reflexión personal.

600 alumnos: 3 alumnos rezagados


Foto de Manuel Molina Porlán

“Nunca he suspendido a un alumno en los 3 años que llevo trabajando en este instituto”

Estas palabras, chocantes para mí por no decir asombrosas, resumen 7 días de intenso trabajo. Luego explicaré por qué. Istvan Tomor, profesor de inglés del instituto M.I.G, muestra su sorpresa cuando le pregunté- quizás de manera ingenua-  qué hacían en el instituto para evaluar a los alumnos que tenían la asignatura de inglés suspensa del curso anterior. Primer error: mi pregunta debía haber sido otra, “¿cuántos alumnos han suspendido el inglés en el curso anterior?”, aunque también habría metido la pata, ya que la pregunta debía haber sido: “¿aquí suspenden los alumnos?” 
@mmolpor2017



miércoles, 2 de noviembre de 2016

Cuaderno de bitácora: job-shadowing Erasmu+ en Lytchett Minster II

Diario de job-shadowing en LMS II

Lunes, 25 de septiembre de 2016.

Foto de María José Catena
El primer día en el Lytchett Minster School, el 25 de septiembre, tuvimos un primer contacto con Emma Watson, que es profesora de español y francés en el departamento de Lenguas Modernas, además de ser la profesora de contacto encargada de gestionar el proyecto Erasmus+.  Nos recibió en el edificio principal de los varios que constituyen el centro. En la recepción nos dieron la bienvenida y las acreditaciones para poder visitar el centro sin que nadie nos pusiera ningún impedimento.

Foto de María José Catena
En ese momento, 8.20 de la mañana, los alumnos comenzaban a llegar y el centro, como cualquiera de los nuestros, cobraba vida y se llenaba de gente, alumnos, profesores y personal de administración y servicios. 

Foto de Manuel Molina

Foto de María José Catena
Casi a la vez que Emma nos daba la bienvenida conocíamos al Director, Andrew Mead, que se mostró muy colaborativo y nos atendió en el despacho. 
Foto de María José Catena
Intercambiamos los correctísimos saludos y repasamos nuestros acuerdos de colaboración a corto y a largo plazo. Esa misma mañana compartimos con él tres horas de distintas actividades propias de su cargo directivo: una entrevista a una profesora nueva que se incorporaba al centro ese mismo día, una entrevista con un alumno que había solicitado una plaza en el centro y que iba acompañado de su madre y una representante de su ayuntamiento. 

Me detengo en estas dos entrevistas para señalar las diferencias con nuestro sistema. Aunque se trata de un centro público, tanto la admisión del profesorado como del alumnado dependen exclusivamente del criterio del director. En el caso de la profesora, comenzó a trabajar ese día, en el caso del alumno y tras meditarlo durante unas horas, decidió rechazar su solicitud puesto que consideró que no había suficiente interés por parte de la familia de que el alumno perteneciera a esa comunidad y había serias dudas de que el ayuntamiento enviara al centro la dotación que el alumno necesitaría en su trayectoria allí teniendo en cuenta que no era el centro que le correspondía por su lugar de residencia.
Foto de María José Catena

Además de  estas dos entrevistas, asistimos también a otra reunión con personal del centro.  Ahora con el equipo encargado de elaborar, revisar y rellenar los protocolos y documentos de contratación del personal y de admisión del alumnado. Otra gran diferencia con nuestro sistema público en el que esos criterios de admisión y de contratación no dependen nunca de un centro en concreto sino que, como todos sabemos, vienen establecidos por la Consejería de Educación o el Ministerio correspondiente.


Foto de Manuel Molina
Además de este período 'a la sombra' del director, el resto de la mañana la pasamos conociendo los edificios que forman parte del colegio. Son varios a los que ellos denominan “Houses”. Cada una de estas casas tiene su propio nombre, la que corresponde al departamento de idiomas se llama “Gault House”. 


Foto de María José Catena
Foto de María José Catena
Ms Ward, Emma, nos llevó hasta ella, nos presentó a los profesores  y personal que se encontraba por allí y nos presentó a varios alumnos que nos acompañaron por los distintos edificios mientras que las clases comenzaban aquella mañana. 

Foto de Ernesto Medina Rincón
Los alumnos nos iban enseñando los distintos edificios mientras que practicaban su “español”. La experiencia fue muy grata y los alumnos encantadores.

Finalmente, también asistimos a una clase de español. La profesora, Marisol, es una española con larga experiencia en la docencia en  Gran Bretaña pero que acaba de entrar al centro. Se mostró muy receptiva con nuestra visita y nuestros proyectos y nos ayudó mucho con el idioma a lo largo de nuestra estancia puesto que, en algunos momentos, nos hizo de traductora. Desde aquí le doy las gracias si alguna vez lee estas líneas. 

Foto de Manuel Molina Porlán

Sus alumnos eran pequeños, llevaban poco tiempo estudiando español, pero la clase fue muy amena y muy dinámica con una metodología comunicativa. Coincidencias y diferencias con las nuestras. Por ejemplo, tienen un programa de control de ausencias e intercambio de información académica muy parecido a nuestro Séneca-Pasen.

Foto de Manuel Molina Porlán
En otra de las sesiones de la mañana nos trasladamos a otro edificio, el que acoge al departamento de necesidades educativas especiales, el SENCO TEAM, y nos entrevistamos con su jefa, Clare Barret. 
Ella nos enseñó el departamento, el edificio con las aulas específicas, la biblioteca, el despacho de la orientadora y otros despachos en los que trabaja todo el personal que pertenece a este departamento. 

Como en nuestro sistema, la atención a los alumnos de necesidades educativas especiales es muy amplia y abarca tanto la atención dentro del aula­ -con personal externo contratado a tal fin y que ayuda al alumno en lo que necesita, por ejemplo, comprender las instrucciones del profesor, subrayar, etc.- como la atención allí en aulas específicas, y en grupos reducidos,  a aquellos alumnos que se han quedado atrás en el progreso de algunas áreas instrumentales, sobre todo la lectura y la compresión ; la atención a alumnos con trastornos como el autismo, asperger, o retrasos mentales. Esta última se reparte entre atención en el aula o atención personalizada o, simplemente, habilitar allí una zona de relax para cuando ellos lo necesiten.
En medio de esta interesante charla, surgió la anécdota del día puesto que por algún motivo, que no llegamos a conocer, sonó la alarma anti-incendios y tuvimos que desalojar el edificio.
Foto de Manuel Molina Porlán
Rápidamente salimos al exterior y lo que pueda parecer una incomodidad se convirtió_ tras saber que no había motivo de alarma- en una buena manera de conocer el primer día a “absolutamente” todo el personal de la comunidad puesto que, en pocos minutos, todos estábamos de pie en la maravillosa zona verde que rodea todo el centro y donde se sitúan las pistas de deportes.
Después de unos minutos, tras comprobar que había sido una falsa alarma,volvimos al trabajo y continuamos con la entrevista.


Foto de María José Catena García
Llegó la hora de la comida, las 12.30 de la mañana, y nos acompañaron a la cafetería. Todo el alumnado come allí, por turnos, en un buffet. En la organización y vigilancia de la comida intervienen alumnos y profesores puesto que algunos profesores hacen guardias de comedor y los alumnos mayores cobran la comida al resto. En medio de esta gran área, algunas mesas están reservadas para los profesores y con ellos compartimos nuestra primera comida en el Lytchett.

Tras esta intensa jornada y con el cansancio propio del primer día, volvimos a casa alrededor de las 17.00 horas. Una jornada “intensa” y “extensa” pero muy satisfactoria.

María José Catena.